Son delicadas vasijas circulares de cristal puro, que al ser rozadas en forma suave con una vara especialmente diseñada, son capaces de emitir impulsos sonoros de alta calidad vibratoria, traducidos en notas musicales y octavas armónicas que desencadenan proyecciones de luz y color.

 

Se construyen a partir de la fundición del cuarzo más refinado (99% de pureza) en hornos a temperaturas muy elevadas, Dentro de los hornos se genera una intensa fuerza centrífuga que determina la forma y el tamaño de cada cuenco. Luego cada uno es testeado y monitoreado con el fin de verificar que la nota musical que le corresponde, se halla en perfecta sintonía.

 

Los bellos sonidos cristalinos producidos por los cuencos de cuarzo, son empleados con fin terapéutico para armonizar los campos sutiles y la memoria celular, creando vibracionalmente estímulos de auto sanación.

 

Origen de los Cuencos

 

Su creación se basó en la tradición del uso del sonido con cuencos de metal en el Tibet, la India, China, Japón y otros países de oriente desde hace cientos de años para la meditación y la sanación. Con esa finalidad comenzaron a utilizarse a finales de los años ochenta, dado su enorme poder terapéutico, basado en la Ley de Resonancia o “Resonancia Forzada” es “la capacidad de las vibraciones más potentes de un objeto para cambiar las menos potentes de otro y hacer que ambos sincronicen sus ritmos”

Los Cristales de Cuarzo vibran (suenan) de una forma regular (curva sinusoidal), debido a que tienen una estructura molecular en espiral (muy similar a la del ADN). Esto explica sus propiedades terapéuticas. Las personas que experimentan los efectos de los Cuencos de Cuarzo describen su experiencia como una gran relajación física y mental.

Propiedades Vibracionales de los Cuencos de Cuarzo

 

El cristal de Cuarzo es un cúmulo de Energía Cósmica condensada y constituye el material de mayor conductividad vibratoria que existe en el Universo, sus propiedades vibracionales son:

 

  • Canalizar energías sutiles de Sanación.
  • Almacenar códigos vibracionales.
  • Expandir vibraciones armonizadoras en personas y lugares.
  • Conecta a la consciencia con los Registros Akáshicos.
  • Purifica etéricamente espacios y ambientes.
  • Revitalizar etéricamente los vórtices de energía (Chakras) y vivificar al cuerpo físico.
  • Estimulo de la actividad de las ondas alfa o meditación profunda.
  • Equilibrio y limpieza de los Chakras y del Aura.
  • Equilibrio de los hemisferios cerebrales.
  • Regeneración celular (ADN).
  • Restablecimiento del equilibrio del sistema endocrino mediante la vibración de la hipófisis o pituitaria.
  • Tienes efectos positivos en casos de Artrosis, problemas circulatorios, piedras en el riñón, depresiones, autismo, anorexia, bulimia, fobias, problemas neuronales.
  • Reactiva las funciones cerebrales y neuronales. Estimula la generación endorfina y dopamina.
  • Sanación de áreas corporales, emocionales y pensamientos.
  • Favorece la conexión con planos vibracionales más elevados y ayuda a elevar tu estado de consciencia.
  • Liberación del estrés y relajación.

El Sonido

 

Todo lo que se mueve vibra, desde la más pequeña vibración de una molécula hasta la totalidad del universo mismo. En la medida en que un cuerpo es vibrante, se está generando algún tipo de sonido pero no podemos percibirlo, debido a que puede estar por debajo o por encima del umbral de nuestra audiencia.

 

El oído humano puede oír el sonido de vibraciones entre 20 y 20000 ciclos por segundo, aunque también percibe el sonido por conducción ósea, a través de la piel, por el sistema digestivo y con el cuerpo entero.

 

Cada átomo, moléculas, células, glándulas y órganos del cuerpo humano absorben y emiten sonido. Nuestras ondas cerebrales en un estado relajado, vibran a una frecuencia de alrededor de 8 ciclos por segundo, literalmente entran y se adaptan a la base del campo electromagnético de la tierra.